Oportunidades en Perú

En los últimos veinte años, Perú no ha dejado de crecer, y lo ha hecho además con tasas de crecimiento muy altas. En ese mismo periodo, España ha sufrido tres crisis económicas por causas bien distintas que se iniciaron en los años 1992, 2001 y en 2008, la última y más fuerte.  Tres crisis que pusieron a prueba a toda una generación de españoles que hoy tienen entre 45 y 65 años aproximadamente. No todos las vivieron de igual forma, pero sí es seguro que todos ellos recordarán detalles importantes de cada una de ellas; como tampoco afectó de igual forma a todos los sectores económicos, aunque algunos sí se vieron duramente afectados por las tres.

De todas ellas se derivaron cambios profundos en las empresas: remodelaciones organizativas, replanteamientos estratégicos profundos, renovación de los modelos de negocio, redefinición de los criterios de gestión, y también, por supuesto, transformaciones sociales en cuanto a la concepción del trabajo, de la empresa desde dentro y desde fuera, del equilibrio entre la vida personal y profesional, de las relaciones humanas y de otros muchos aspectos de nuestras vidas.

En esos veinte años, los profesionales españoles que poseían un nivel de cualificación medio y alto, aprendieron con la fuerza de las circunstancias adversas a manejar situaciones muy complejas y gestionar escenarios que eran totalmente nuevos para ellos. Las referencias de otras crisis similares no existían, por lo que resultaba muy compleja la adopción de medidas correctivas, o al menos resultaban excesivamente expuestas a errores desconocidos. Claro está, aquellas crisis impusieron un severo castigo a las empresas, muchas de las cuales fueron desapareciendo, por unos u otros motivos, y el empleo se contrajo significativamente. El resultado fue un incremento del autoempleo y de las microempresas como salida a una situación desesperante desde el punto de vista laboral.

Muchas de esas pequeñas empresas que se crearon a lo largo de este periodo, son hoy importantes compañías que han sabido salir adelante sorteando los obstáculos que les interpusieron las crisis posteriores. En la actualidad, un buen número de ellas ven en el exterior una más que razonable alternativa para superar la crisis actual, que en un país como España está afectando considerablemente sus probabilidades de supervivencia. Los profesionales que las crearon e hicieron crecer, poseen la capacitación y experiencia en el manejo de situaciones complejas que les hacen verdaderamente valiosos en países en los que, en estos veinte últimos años, no han conocido otra cosa que el crecimiento, la bonanza económica y la complacencia, porque la demanda crece tanto en casi todos los sectores que sobran consideraciones estratégicas acerca de clientes, proveedores, socios, etc.

Y hoy día, algunas de estas empresas y profesionales se encuentran en países como Perú dispuestos a aportar un gran valor en forma de conocimientos, capacidades y experiencia a las compañías locales que saben que tarde o temprano, con crisis o sin ella, tendrán que reinventarse por completo o renovarse en gran medida. Compañías que hoy adolecen de una organización adecuada a su estrategia en mercados cada día más globales y competitivos. Compañías que hoy necesitan una visión analítica certera al respecto de aquello que hacen bien, pero sobre todo de lo que deben hacer mejor para mantener la salud. Compañías que quieren internacionalizarse porque ven en los países limítrofes un mercado muy dinámico ansioso de consumo de ciertos bienes y servicios. Compañías, en definitiva, que requieren de profesionales con experiencia que sepan acometer cambios para transformar negocios locales en empresas modélicas, eficientes, competitivas y valoradas tanto en el Perú como fuera.

Por lo tanto, no es solo la oportunidad la que se les está presentando a las numerosas empresas y profesionales españoles que están migrando a Perú, una oportunidad cierta y evidente en gran parte de los casos (aunque hay excepciones, claro está), sino que es también la gran oportunidad para las empresas peruanas por hacerse con la ayuda y soporte de compañías y profesionales españoles que han ganado gran parte de su experiencia en los avatares de crisis profundas que les han enseñado en el modo de cómo afrontar un futuro desafiante. Hoy, estos profesionales y empresas españolas representan para sus homólogas peruanas, la capacitación y la experiencia que es difícil encontrar en el Perú actual, y que les permitirá recorrer con mayor confianza ese trayecto que muchas de ellas quieren iniciar para consolidarse como grandes empresas en el país, en la región o en el mundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Empresa y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Oportunidades en Perú

  1. Enrique dijo:

    El Perú también tuvo crisis de dimensiones catastróficas durante el primer gobierno de Alan García, con más de 2 millones de inflación, donde el dinero valía menos en minutos, donde las empresas financieras daban tasas de interés para ahorro no mensual sino al minuto y hasta al segundo, donde si tenías algo de dinero debías gastarlo ya porque podías perderlo en un tris, donde las personas se amanecían por un tarro de leche, bolsa de azúcar o arroz, donde casi estatiza la Banca -gracias a Vargas Llosa no pudo hacerlo-, porque dicen le faltaron reservas internacionales para robar, etc. Y luego seguimos con Fujimori -gracias a la propaganda de García de “quien no tiene un chinito trabajador cerca de su casa”, pero nadie sabía la diferencia con un japonés y una contrapropaganda de miedo a Vargas Llosa-, quien sólo ordenó la captura de Abimael Guzmán porque ya lo tenían ubicado -nada grandioso-, pero luego mandó matar a sindicalistas, cambio todas las leyes de trabajo, desempleados por doquier, compró todo tipo de consciencias útiles -canales de TV, radios, diarios, animadores, humoristas, etc.- para perpetuarse en el poder, puso a gente de confianza en cargos judiciales. Gracias a Dios el ex Presidente Alejandro Toledo fue el único con agallas para convocar gente de los “4 suyos” para sacarlo y empezar a revertir la recesión en la que estábamos hasta lo que hoy vivimos.
    Los peruanos también supimos salir adelante con creatividad, conocimientos y experiencia y por ello empezamos a ser reconocidos mundialmente y localmente. Lo ideal sería un intercambio sano entre ambas naciones hermanas.

    • daniel dijo:

      Completamente de acuerdo, sobre todo en el final, pero ojo con las empresas españolas y sus sistemas de gestión y mala praxis. No es oro todo lo que reluce.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s